Entretenimiento al servicio de la gente

Posted on 19/01/2012

0



En las últimas décadas, el público (o el pueblo) ha ganado mucho poder en Asia. Hoy en día se emplea el concepto de “servir a la gente” en todo ámbito, y son los políticos y los funcionarios quienes deben estar al tanto de las necesidades de los votantes. En Japón, esta cultura es extremadamente notoria en las empresas. Los trabajadores, frente al cliente, siempre son los responsables o los que están equivocados. Es por eso que es frecuente ver a empleados de las compañías inclinarse ante el cliente para pedir perdón y hacer lo imposible para complacerlos.

En el barco, hubo algunas ocasiones en las que la planta de trabajadores también tuvo que inclinarse a pedir disculpas al público. Para los voluntarios extranjeros, la sensación de estar inclinados 45 grados diciendo oralmente Gracias, pero internamente Perdón era una contradicción fuerte. Para mí fue la primera vez también.

La turbulencia a bordo que habíamos tenido causó una baja de tensión en el ánimo de la gente. El grupo de pasajeros que se enojó porque hubo un huracán en México que nos demoró 5 días armó una protesta, el capitán y su equipo se molestó por este acto y decidió cancelar la fiesta de despedida en su nombre además de prohibir el alcohol en los restaurantes los últimos días, y todos estaban ya cansados del circo.

Para intentar alegrar las almas en este último tramo, los trabajadores de Peace Boat y los voluntarios organizamos una noche de entretenimiento.

El primer show fue de los intérpretes, quienes bailaron la coreografía Grease Lightning de la película protagonizada por Travolta. Espectacular.

Luego la directora del viaje, Tamu, bailó salsa junto a Masae. También hizo comedia stand-up. No paramos de reírnos.

Las risas continuaron llenando el salón cuando aparecieron las payasas y los bailarines.

Luego llegaron las presentaciones artísticas. Las chicas comenzaron con un hula hawaiano hermoso.

Los profesores, bajo la dirección de Tiev, Devon y Bárbara, hicimos un circo con piruetas interesantes.

Lo último fue una parodia del musical que se presentó en el barco llamado Common Beat. Muchos se sintieron identificados.

La gente salió del salón contenta y felicitándonos. Muchos hasta nos abrazaron. Fue una noche increíble. Nosotros estábamos felices de haber cumplido con nuestra tarea: que los pasajeros se lleven recuerdos lindos de este viaje.

Anuncios
Posted in: América, Asia, África, Europa