Una graduación de todas las edades

Posted on 18/01/2012

0



Dimos la vuelta al mundo, dedicándole tiempo, energía, arduo trabajo y mucho entusiasmo al aprendizaje de nuevas lenguas, nuevos conocimientos y nuevos puntos de vista. Es hora de celebrar este logro tan especial. ¡Nos graduamos!

El festejo comenzó con la graduación de los niños de la escuelita Montessori en el barco. Los 12 niños que viajaron con nosotros se convirtieron en familia y todos tuvimos el honor de verlos crecer y participar de este proceso.

Steven, Moni y yo, quienes tuvimos la oportunidad de acompañarlos en el aula exponiéndolos a diferentes idiomas, fuimos invitados a la ceremonia para presenciar la interacción entre los padres y sus hijos. Cada familia hizo un librito para sus niños contándoles sobre la vuelta al mundo que hicimos y bendiciéndolos. Fue muy lindo ver a los padres involucrarse con la graduación de sus hijos.

Al terminar la graduación de niños, nos preparamos para la graduación de todas las edades. Los niños sintieron curiosidad por los sombreros que teníamos guardados para los adultos, así que no dudaron en acercarse y ponérselos.

Mientras los niños jugaban con los sombreros y los adultos intentaban explicarles qué estaba pasando, uno de los estudiantes más ancianos del salón disfrutaba de esta celebración tan particular: una graduación de todas las edades.

Nuestros coordinadores y los responsables de que el programa GET se haya hecho posible, Jonathan y Yuuka, anunciaron el comienzo de la ceremonia. Todos llegaron con mucha alegría y esperando recibir sus diplomas.

Primero pasaron los niños uno por uno y les dedicamos un mensaje.

Luego pasamos 2 horas entregando diplomas a los más de 100 estudiantes adultos de inglés y español. Mi clase, además del certificado, recibió un cuadernillo que hicimos juntos en el curso. Todos lograron escribir en español sobre ellos mismos y un lugar que les gusta mucho.

Estaba súper orgullosa de mis alumnos y también muy encariñada con este grupo de estudiantes de más de 60 años de edad que me había dejado entrar en sus vidas como guía de aprendizaje. Domo arigatou gozaimasu! (Muchísimas gracias, en japonés)

El cariño de los estudiantes hacia los profesores quedó marcado en nuestros corazones y al mismo tiempo en el cartel que dejamos en la entrada del salón.

La fiesta no terminó allí. Recién comenzaba. Por la noche les dedicamos una canción,  compuesta por Erika y escrita por Tiev, agradeciéndoles a nuestros alumnos. Cada uno de los maestros terminamos muy conmovidos en este viaje.

¡Salud! ¡Por TODO!

Kanpai! (Salud, en japonés)

Y todos a bailar…

y a cantar…

Más que una graduación de GET, fue una celebración de todo lo que vivimos en el viaje. ¡Genial!

Anuncios
Posted in: América, Asia, África, Europa